# Probodelt

Probodelt

Google

MOSCA DE LAS ALAS MANCHADAS (Drosophila Suzukii)

Ceratitis capitata
Ciclo biológico

Mosca adulta
Mosca adulta
Larves drosophila
Larvas de Drosophila
Pupas de Drosophila
Pupas de Drosophila
Drosophila suzukii es una plaga invasiva originaria del sudeste asiático que ha colonizado diversos países de América y la mayoría de los países europeos. Esta especie, cuyo desarrollo es muy dependiente de la temperatura y una humedad relativa elevada, puede atacar una gama muy amplia de frutas cultivadas y silvestres.

Su capacidad de reproducción sobre una gran variedad de frutos silvestres le permite sobrevivir en periodos en los que no hay frutos en los cultivos susceptibles. Las especies cultivadas tienen una susceptibilidad muy variable a D. suzukii, dependiendo de la variedad y el grado de maduración de los frutos.

Los adultos tienen una vida de 21 a 66 días en función de la Tª, unos 3mm de longitud y los machos presentan una mancha negra al final de las alas, lo que facilita su identificación. La hembra, mediante su ovopositor aserrado, inserta los huevos en el fruto y la larva pasa por tres estadios de desarrollo.

La pupa puede encontrarse tanto dentro como fuera del fruto y cada hembra adulta produce una media de 380 huevos durante su vida. Así, la plaga completa su ciclo en 7-9 días a 21ºC, en 12-15 días a 18ºC y en 79 días a 10ºC. La máxima actividad de los adultos es a 20ºC y dicha actividad se detiene por encima de los 30ºC y por debajo de los 0ºC.

D. suzukii pasa el invierno en forma de adulto, siendo las hembras más resistentes que los machos a las bajas temperaturas. La plaga presenta una diapausa reproductiva en invierno así como una parada estival durante los meses más cálidos y secos. Es en otoño y primavera (especialmente en otoño) cuando se encuentran picos poblacionales muy elevados que producen importantes daños en los cultivos y frutos silvestres susceptibles.
Ciclo de la Mosca de las alas manchadas
Esquema ciclo biológico Drosophila suzukii
Daños

Larvas Drosophila Suzukii
Larvas Drosophila
D. suzukii afecta un gran número de especies cultivadas y silvestres, entre las que destacan por su importancia económica el cerezo, la fresa, la frambuesa, el arándano y la vid entre otros. La particularidad de esta plaga es que, a diferencia de otros drosofílidos, puede atacar frutos sanos.

El daño es causado por el ovopositor aserrado de la hembra adulta al realizar la puesta y por la larva, que una vez emergida comienza a alimentarse del interior del fruto acelerando su ablandamiento y caída.

Puede haber varias larvas en un mismo fruto. Dependiendo de la fruta, se pueden observar los orificios resultantes de la puesta de los huevos, que son usados posteriormente por la larva para respirar. A medida que se desarrolla la larva, alrededor de los orificios se puede observar un ablandamiento de la epidermis con distinta tonalidad. Estas heridas pueden ser la vía de entrada de otros patógenos. Se han observado hasta 65 adultos emergiendo de un único fruto de cerezo.

Control

Químico

Es recomendable realizar un seguimiento del vuelo de los adultos mediante el uso de trampas y atrayentes adecuados que serán revisados una o dos veces por semana. Con esta información se pueden realizar tratamientos con los productos fitosanitarios autorizados para el control de D. suzukii en el momento que se observe un aumento importante de la población.

Captura masiva:

La captura masiva, actualmente, pese a que el sistema necesita ser optimizado para alcanzar un nivel de control de la plaga mediante esta técnica al conseguido con otras especies como Ceratitis capitata, Bactrocera oleae o Chilo suppressalis, el conjunto formado por el Mosquero HEMITRAP® y el atrayente SUZZI LIQUIDO es el producto presente en el mercado que consigue un mayor número de capturas de D. suzukii, y por tanto consigue un mejor control de la plaga que el resto de productos comerciales disponibles.

Biológico:

En Japón, zona de origen de la plaga, hay registradas diversas especies de parasitoides y depredadores de D. suzukii. En las zonas invadidas en Europa i Norteamérica se han encontrado hasta el momento 3 especies de parasitoides que pueden parasitar con éxito a D. suzukii y que son: Pachycrepoideus vindemmiae, Trichopria drosophilae y Leptopilina heterotoma. En lo que respecta a depredadores, aunque se ha sugerido la posibilidad que algunos depredadores generalistas puedan alimentarse de D. suzukii, hasta la fecha sólo se ha confirmado la depredación por parte de Orius laevigatus, que puede alimentarse de huevos de la mosca pero no de las larvas, y la tijereta Labidura riparia que se alimenta tanto adultos como ninfas de larvas y pupas de D. suzukii.

Medidas culturales:

Como medidas culturales para evitar la proliferación de D. suzukii se recomienda mantener una buena higiene del cultivo, retirando todos los frutos no comercializables de la parcela, realizar un buen control del riego que evite encharcamientos y realizando un control de la vegetación mediante una poda adecuada que evite un exceso humedad, especialmente en las partes bajas de los cultivos.
Probodelt somos especialistas en trampas para insectos, en mosqueros para mosca de la fruta y en el control de plagas por captura masiva mediante feromonas, kairomonas y atrayentes alimenticios