Escarabajo de la trufa (Leiodes cinnamomeus)

Imprescindible saber...

  • Coleóptero que ataca únicamente a la trufa. Es la principal plaga que afecta al Tuber melanosporum.
  • Larvas de color blanquecino o amarillento. Patas robustas y cabeza grande. Se diferencia de la larva de Suillia, que es cilíndrica y típica de dípteros, por tener segmentos anillados y por ser capaz de curvarse sobre su torso.
  • 1 generación conocida al año, adultos longevos y puestas graduales. La larva en su última fase entra en diapausa áfaga hasta el siguiente período de cultivo.
  • Causa daños directos e indirectos en el fruto.
  • No hay productos fitosanitarios registrados autorizados.
  • La mejor estrategia de control es la captura masiva con hemitrap 2180 (cod.MHM) y atrayente Leiodelt (cod.LCAA) junto a unas buenas prácticas culturales.

¿Qué es importante saber?

¿A qué cultivo afecta?

Es una de las principales plagas en el cultivo de la trufa, afecta únicamente al fruto. Existe una susceptibilidad varietal. En España hay daños descritos en Tuber melanosporum Vittadini 1831.
En otros países se han descrito daños en Tuber aestivum Vittadini 1831., Tuber mesentericum
Vittadini 1831., Tuber excavatum Vittadini 1831., Tuber uncinatum Chatin 1887. Y Tuber
brumale Vittadini 1831.

¿Cómo es? ¿Es fácil de identificar?

El Leiodes cinnamomeus es un coleóptero de la familia Leiodidae. Las hembras realizan ovoposición gradual, de forma que se pueden encontrar a la vez, en un mismo fruto, los distintos estadios de la plaga. Se pueden identificar los huevos, la larva y el individuo adulto.

Huevos. Las hembras los depositan cerca de la trufa o sobre la misma, miden entre 1.3 y 1.4mm, son redondos y blancos y están envueltos en un mucílago translúcido y transparente.

Larvas. Son de color blanquecino pero hay individuos que pueden variar la coloración a amarillento. Tienen las patas robustas, una cabeza grande y carecen de ojos. Tienen unas potentes mandíbulas con las que excavan las galerías en la trufa. La larva tiene segmentos anillados y se puede curvar sobre su torso. La larva de leiodes cinnamomeus se diferencia de la de mosca de la trufa, Suillia, en que ésta, típica de dípteros es de forma cilíndrica, no tiene segmentos ni patas y no puede curvarse sobre su torso.

Desde que se produce la puesta, el estadio de huevo dura unos 12-15 dias, larva pasa por 3 estadios y completa su desarrollo en unos 25-30 días, llegando a medir alrededor de 9mm. Hay presencia de larvas desde principios de octubre hasta febrero-marzo.

Larva L1 entre 8-9 días, L2 entre 8-9 días y L3 entre 13 y 14 días. La larva en estado L3 permanece en diapausa entre 240-270 días.

Adultos. Tienen hábitos crepusculares. Cuando emergen son de un color rojizo o marrón claro y a medida que van envejeciendo se vuelven más oscuros. Presentan dimorfismo sexual en las patas traseras, el macho tiene un espolón en el fémur y una tibia curvada.

En cambio la hembra no tiene el espolón y la tibia es recta.

Biología. ¿Cómo vive?

Se inician los primeros vuelos para el apareamiento a finales de septiembre principios de octubre, según la climatología, maduración y formación de los aromas de Tuber melanosporum.

Los leiodes son muy longevos y las hembras realizan la puesta de forma escalonada, cerca o en los mismos frutos. Es posible en algunas fechas encontrar los diferentes estadios de la plaga juntos en un mismo cuerpo fructífero.

A los 15 días de la puesta se produce la eclosión de los huevos y las larvas empiezan a alimentarse de la trufa, pasados unos 30 días la larva alcanza su máximo desarrollo, es entonces cuando se prepara para entrar en una diapausa áfaga de 240-270 días, para ello construye una celdilla con tierra que le servirá de nido refugio hasta su transformación. El refugio le permite pasar los meses de verano, que no hay producción de Tuber melanosporum protegida de la meteorología desfavorable, de depredadores y de parásitos.

¿Qué daños nos puede causar?

Produce daños únicamente en el fruto. Los daños que ocasiona pueden ser:

  • Daños directos debido a la disminución del peso del producto, a la variación de los perfiles aromáticos y a la devaluación de la categoría comercial, ya que se produce un rechazo por parte del consumidor al encontrarse con las galerías y/o larvas.
  • Daños indirectos por la sobre maduración del producto y a la pudrición causada por microorganismos asociados al propio insecto.

¿Cómo seguir y cuantificar la plaga?

En las parcelas donde se instale un sistema de captura masiva, con hemitrap 2180 (cod.MHM) y atrayente Leiodelt (cod.LCAA), estas mismas trampas servirán para hacer el
monitoreo.

¿Cuándo y durante cuánto monitorearemos la plaga?

A partir de septiembre hasta marzo, que es el período de vuelo del coleóptero.

¿Cuántas y como colocaremos las trampas de monitoreo?

Es preferible instalar directamente la captura masiva una vez se ha detectado el problema, a las dosis que se recomienda, monitorear la plaga no es importante porque no existe un tratamiento a aplicar en función de la presión de plaga detectada.

¿Cómo combatirla?

Nuestros aliados en el campo. Enemigos naturales.

No se han descrito depredadores específicos para el Leiodes cinnamomeus en la trufa. Si se ha observado depredadores generalistas, coleópteros de la familia Carabidae, que pueden comerse el insecto en la fase adulta, cuando este no se encuentra bajo tierra.

La captura masiva.

La captura masiva es el principal sistema de control para el Leiodes cinnamomeus, permite reducir gradualmente la población de adultos hasta llegar al punto en que el nivel poblacional produce unas pérdidas que pueden ser asumibles para el truficultor.

La captura masiva tiene una actuación menos drástica que los insecticidas en el momento de su colocación, pero su efecto es continuo: las trampas, a lo largo de toda la vida útil del atrayente, van capturando ininterrumpidamente los adultos emergidos. Por lo tanto, como la captura masiva reduce la población de manera continua, es una garantía para evitar daños y reducir población a lo largo de las distintas campañas.

Los principales factores que debemos tener en cuenta a la hora de aplicar la técnica de la captura masiva son los siguientes:

  • La trampa. Debe estar diseñada para atrapar el máximo número de adultos posible, facilitando la entrada de los mismos en su interior e imposibilitando su salida. La trampa para la captura masiva del Leiodes cinnamomeus es la hemitrap 2180 (cod.MHM).
  • El atrayente. Para una buena eficacia de la técnica debe utilizarse el atrayente alimenticio Leiodelt (cod.LCAA), que captura tanto machos como hembras y cubre todo el período del vuelo del insecto más un margen adicional de precaución.
  • Fecha de colocación de las trampas. Para obtener un óptimo resultado de la captura masiva en Leiodes cinnamomeus, las trampas deben colocarse la primera quincena de septiembre, justo antes que se inicie el primer vuelo, y mantener-se hasta marzo.
  • Dosis. Dependiendo de la presión de plaga y de la capacidad productiva de la finca, la densidad de trampas por hectárea puede ser distinta. En plantaciones jóvenes, con niveles productivos medios y una presión de plaga suave se recomienda la instalación de 20 a 30 trampas por hectárea. En cambio, en parcelas viejas con niveles de plaga altos se recomienda la instalación de 60 a 80 trampas por hectárea.

Tratamientos fitosanitarios. ¿Cuándo y cómo tratar?

Actualmente no hay productos fitosanitarios registrados autorizados. (magrama).

¿Qué medidas tomar en el campo?

Aumentar la frecuencia de recolección para intentar minimizar la cantidad de trufas sin recolectar. También hay que adelantar la fecha de recolección y retrasar la fecha de finalización de campaña, ya que se disminuye la cantidad de trufas susceptibles a ser atacadas por la plaga.

Al recolectar es importante no dejar la tierra con larvas o huevos en la parcela, es preferible recolectar la trufa con tierra y limpiarla en casa.