Polilla oriental del melocotonero (Grapholita (Cydia) molesta)

Imprescindible saber...

  • Lepidóptero que afecta especialmente a frutales de hueso como el melocotonero, nectarino, paraguayo y frutales de pepita como la manzana y la peral.
  • Inicialmente la oruga es blanca (<2mm) y va tornándose rosácea con el vientre amarillento (12mm), cabeza oscura.
  • Lo habitual es que se produzcan cinco generaciones al año.
  • La puesta sólo se realiza cuando la temperatura en el crepúsculo supera los 16ºC
  • Puede atacar cualquier parte del fruto pero tiene una cierta preferencia por la zona peduncular y calicina. Con temperaturas altas el ataque es muy rápido pudiendo dañar un número considerable de frutos en menos de una semana.
  • Monitoreo con trampa Delta (cod. TD) y feromona sexual de Grapholita molesta (cod. GMFM).
  • El método de la confusión sexual es bastante efectivo en esta plaga.

¿Qué es importante saber?

¿A qué cultivo afecta?

Los principales daños se encuentran en el cultivo del melocotonero, nectarino y paraguayo, aunque otros frutales de hueso pueden ser afectados como son el almendro, cerezo, albaricoque…

También puede afectar de forma considerable a frutos de pepita cultivados próximos a los enumerados arriba, como manzano y peral. Ocasionalmente pueden ser hospedadores del membrillo, caqui y algunas ornamentales como cotoneaster y crataegus.

¿Cómo es? ¿Es fácil de identificar?

Es un lepidóptero de la familia Tortricidae.

Adulto. En su forma adulta presenta forma de pequeña polilla de unos 10 a 15 mm, las hembras son levemente más grandes. Las alas anteriores son oscuras o negras, con una línea de escamas blancas no muy bien definida. Las alas posteriores son de color marrón o gris uniforme.

Huevos. Los huevos (<1mm) son redondos y muy aplastados, pasan de traslucidos a color
blanco amarillento.

Larva. Después de la eclosión la oruga es blanca (<2mm) con la cabeza oscura y va tornándose rosácea con el vientre amarillento (12mm) y cabeza oscura.

Crisálida. Es de color marrón rojizo, de tipo obteta, no mayor a 5mm de longitud.

Biología. ¿Cómo vive?

Lo habitual es que se produzcan cinco generaciones al año.

La plaga pasa el invierno en forma de larva, protegida en grietas, frutos caídos, o incluso en el suelo, teje un capullo de seda para transformarse en pupa. Cuando ya se ha formado el adulto la pupa repta hasta el borde de su escondite, se rompe longitudinalmente emergiendo el adulto hacia mediados o finales de marzo (1ª generación).

La puesta sólo se realiza cuando la temperatura en el crepúsculo supera los 16ºC. Realiza las deposiciones de los huevos de forma aislada sobre el reverso de las hojas más jóvenes (melocotonero) o a veces directamente sobre los Frutos (Manzano y peral), tardan en eclosionar entre 5 y 10 días en función de las temperaturas.

La larva, prefiere material vegetal verde y tierno, al menos inicialmente; penetra rápidamente en los brotes y excava una galería descendente hasta encontrar la zona lignificada, momento en el que sale al exterior y se introduce en otro brote, pudiendo la misma larva destruir entre 2 y 4 brotes. El desarrollo larvario se completa entre 2 y 3 semanas.

A finales de mayo emergen los adultos de segunda generación y partir de esta los vuelos de las tres restantes generaciones se solapan, capturando adultos hasta final de octubre.

Los adultos de verano hacen la puesta preferentemente sobre los frutos y los huevos eclosionan en sólo tres días penetrando la larva rápidamente el fruto en dirección a las semillas.

¿Qué daños nos puede
causar?

Los daños que produce la larva en los brotes en crecimiento casi nunca tienen importancia económica. Tras el ataque se observa una incipiente marchitez del brote que reacciona desarrollando las yemas laterales de su extremo. En manzanos y perales estos ataques de primera generación no suelen traducirse en ataques sobre los frutos sin embargo en las restantes generaciones pueden observarse daños en los frutos sin que los brotes del mismo árbol se vean afectados.

Puede atacar cualquier parte del fruto pero tiene una cierta preferencia por la zona peduncular y calicina. Con temperaturas altas el ataque es muy rápido pudiendo dañar un número considerable de frutos en menos de una semana.

¿Cómo seguir y cuantificar la plaga?

Utilización de trampas delta (cod. TD) junto con la feromona sexual de Grapholita molesta (cod. GMFM). Paralelamente es importante realizar un control de los daños en el cultivo.

Desde mitad de marzo hasta finales de Octubre; el periodo crítico va desde junio hasta la recolección con un máximo de susceptibilidad durante el mes de agosto.

Colocación de la trampa: en los árboles, en el tercio superior.

Verificar que la abertura se coloca encarada hacia los vientos predominantes en la región.

Densidad de trampas: 2 trampas / ha. En cultivos mayores de 3-4 ha, colocar 1 trampa /ha.

Colocar al menos una trampa en el centro de la parcela y otra cerca del límite de la parcela, para conocer si la plaga está emigrando desde otro punto o ha pasado el invierno en el cultivo. Feromona: colocar un dispensador de feromona en cada una de las trampas, cambiar cada seis semanas.

Comprobar las trampas mínimo una vez por semana, en los momentos críticos mejor dos
veces.

¿Cómo combatirla?

Nuestros aliados en el campo. Enemigos naturales.

Existen además del Bacillus thuringiensis, otros organismos parasitoides del huevo como himenópteros del principalmente del género Trichogramma, aunque hay otros del género Bracónidos y también hemípteros del género Taquínidos.

De todas formas actualmente no es eficaz el uso de sueltas de insectos para el control de esta plaga, y tampoco resulta útil la fauna auxiliar en momentos dónde la plaga aumenta de forma explosiva.

Confusión sexual.

El método de la confusión sexual parece ser bastante efectivo en esta plaga, de tal forma que en ocasiones no es necesario que se apoye con un tratamiento fitosanitario adicional. Aunque en algunas situaciones se hace necesario 1 o incluso 2 tratamientos con lo que se hace imprescindible realizar el monitoreo por si fuera necesario. Además el uso continuado de este método va disminuyendo las poblaciones del insecto.

Los difusores han de colocarse en campo unos días antes del inicio del vuelo de los adultos de primera generación.

  • Cada difusor debe colocarse en una rama en el tercio superior del árbol.
  • La cantidad de difusores recomendada por hectárea es diferente según el fabricante. Se recomienda aplicarlos de manera homogénea en el campo.
  • Las trampas de monitoreo se deben revisar periódicamente para controlar la presión de plaga así como para confirmar el correcto funcionamiento de la técnica.

Tratamientos fitosanitarios. ¿Cuándo y cómo tratar?

Se deben utilizar materias activas registradas en el registro del ministerio (magrama).

¿Cuándo tratar? Momento de intervención.

Se debe tratar sólo si se sobrepasa alguno de los siguientes umbrales:

  • 1 % de Frutos dañados.
  • 20 capturas por trampa y semana en la primera generación, 10-15 en las próximas.

Estos tratamientos deben de dirigirse a las larvas recién nacidas inmediatamente después de la eclosión de los huevos de la puesta para que tenga una lata efectividad.

¿Cómo tratar? Tipos de tratamientos.

Tratamientos químicos totales en momentos estratégicos y siempre según umbrales de tratamiento.

¿Qué medidas tomar en el campo?

  • En zonas donde se prevé mucha presión de plaga elegir variedades precoces, que coincidan con menos generaciones.
  • Eliminar las yemas tan pronto como sean atacadas.
  • Colocar trampas de monitoreo para realizar un buen seguimiento de la plaga.
  • Alternar materias activas en las generaciones sucesivas.