Seguimiento o monitoreo

¿Qué es?

El seguimiento o monitoreo de una plaga nos permite conocer los niveles poblacionales de dicha plaga. Periódicamente, normalmente de forma semanal, realizaremos los conteos eliminando los insectos capturados y registrando los datos, con estos registros podemos observar las tendencias de las plagas: ausencia de plaga, detección de la plaga, crecimiento de la población, disminución de ésta…

Aunque un seguimiento completo de la plaga implica también la observación de los daños ocasionados en el cultivo; nos interesa anticipar su detección a través de su seguimiento con trampas para evitar daños mayores, además de ser más sencilla su cuantificación.

En este apartado únicamente hablaremos del seguimiento o monitoreo de una plaga a partir de las capturas registradas en las trampas.

¿Por qué realizar el monitoreo de una plaga?

El monitoreo es muy importante para realizar un control eficiente y efectivo. Nos ayuda a identificar la posible necesidad de realizar un tratamiento fitosanitario y el momento óptimo para ello. Dicho en otras palabras, es un chivato que nos indica si hay que tratar y en qué momento.

¿Qué dosis de trampas usaremos?

Es importante seguir las recomendaciones del fabricante y de los técnicos especializados. Las dosis de las trampas para realizar el seguimiento son siempre inferior al número de trampas usadas en la técnica de la captura masiva.

¿Cuándo se coloca y cuando se retira?

Las fechas de colocación de las trampas serán particulares para cada plaga y cultivo.

Debemos anticiparnos a la plaga teniendo en cuenta la duración del atrayente. Si fuera necesario, se debe reemplazar el atrayente. Si esperamos la plaga para inicios de abril, colocaremos las trampas a inicios o mediados de marzo. En general retiraremos las trampas después de cosechar.

¿Cuáles son las diferencias entre el seguimiento y la captura masiva?

La técnica de la captura masiva y el seguimiento de las plagas mediante trampas son dos sistemas compatibles entre sí, de hecho, con las mismas trampas usadas para la captura masiva podemos realizar el seguimiento.

Estas son las principales diferencias entre los dos sistemas:

  • La finalidad, con la captura masiva perseguimos reducir las poblaciones de la plaga mientras que con el seguimiento determinamos su presencia y las dinámicas poblacionales con el fin de obtener información útil orientada a la toma de decisiones (tratar, no tratar…).
  • El número de trampas siempre es mayor en el caso de la captura masiva.

¿Alguna duda?

Si tiene cualquier duda sobre la técnica y/o su aplicación puede contactar con nosotros vía telefónica/WhatsApp o a través del correo electrónico.